¿Por qué aprender chino?

¿Qué ventajas nos puede aportar estudiar un idioma como el chino? ¿De verdad vale la pena todo el esfuerzo que conlleva estudiar un idioma tan complicado como es el chino? ¿Le sacaremos alguna utilidad? ¿Me servirá para algo?

Estas son algunas de las preguntas que siempre nos repiten todos aquellos que aun queriendo empezar a estudiar chino, parece que no se atreven, les da miedo o les parece demasiado complicado.

Estamos, además, en un momento en que parece que si a algo no le vemos la utilidad o una contraprestación inmediata, no merece la pena destinar tantos esfuerzos innecesarios.  Nosotros lo hemos visto estos últimos meses cuando padres nos comentaban que preferían que sus hijos aprendieran alemán, ya que tal y como van las cosas, tenían muchas posibilidades de acabar en ese país trabajando.

 

Nosotros  siempre respondemos lo mismo: aprender idiomas, cualquier idioma en general, merece la pena, y mucho. Saber idiomas es un gran valor añadido; pero no exclusivamente a nuestro currículo; es más creemos que aprender chino solamente por un interés profesional no merece la pena. La inversión en tiempo (y dinero) para llegar a un nivel aceptable es terriblemente elevada.  El chino, a diferencia de otros idiomas en los que en 6 meses puedes llegar a tener un nivel más o menos aceptable, no es así; el chino es un idioma que requiere mucha constanciay dedicación; es un idioma de“pico y pala”, es un idioma acumulativo, en el que se debe ir aprendiendo caracteres y en el que no se deben olvidar, lo que requiere un sobreesfuerzo adicional de repaso y estudio constante de los ya aprendido

Hay muchísimos motivos que pueden convencernos de la necesidad de iniciarnos en el estudio del idioma chino, motivos, seguramente, conocidos por todos: China será la primera potencia económica en el 2020, idioma hablado por más de 1300 millones de personas, mejora de las posibilidades de relaciones económicas, apertura de China al mercado occidental,… Como  vemos, motivos muy enfocados en la parte más material o de utilidad que podemos obtener si hablamos este idioma.

Pero hay muchos más motivos menos materiales, por ejemplo:

  • El idioma chino, al tratarse de un idioma tonal, ejercita ambos hemisferios del cerebro. El hemisferio izquierdo, se encarga de ordenar e interpretar las  estructuras lingüísticas además de agrupar los sonidos para formar las palabras, y el hemisferio derecho se encarga de procesar las tonalidades.
  • El idioma chino, y en general los cerebros bilingües, ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer o la demencia senil. En el caso del chino, esta virtud terapéutica se incrementa debido principalmente al uso de caracteres basados en ideogramas.
  • El idioma chino contribuye a conocer más profundamente esta cultura milenaria, ya que el aprendizaje del idioma chino no debe estar jamás desvinculado del conocimiento de la cultura; donde el idioma chino es una parte importantísima de la propia cultura o donde por ejemplo, el arte de la caligrafía en Asia es considerado como una de las artes mayores.

 

Si nos preguntáis si es necesario aprender chino, os diremos que indiscutiblemente lo es, pero nunca por los motivos equivocados.

 

Departamento de Formación

Centro de Estudios y Negocios Asiáticos - CENA

Add your comment

This website are used provide a more personalized experience with cookies More information